Con gran expertíz gracias a su colaboración en series de la BBC y formado en el prestigioso Lee Strasberg Theatre & Film Institute, el británico Oliver Jackson Cohen ha compartido espacio con grandes nombres del cine y la televisión en ambos lados del atlántico como Billy Bob Thorton, John Cusack, Drew Barrymore, Miranda Richardson, Cinthia Nixon, Ben Chaplin, Hugh Boneville o Jonathan Rhys Meyers.

 

Oliver Jackson-Cohen (29 años) es un actor británico con una gran experiencia en cine y televisión. Con tan solo 14 años, debutó en Hollyoaks, una de las telenovelas más populares y longevas de Gran Bretaña, que lleva, nada menos, que 22 años al aire. En 2008, su nombre empieza a hacerse popular después audicionar para la serie de la BBC Bonekickers, junto a Hugh Bonneville y Adrian Lester, y sobre todo, al conseguir uno de los papeles principales del drama de época Lark Rise to Candleford, también de la BBC, basado en la novela autobiográfica de Flora Thompson, que pronto se convirtió en una de las series más adoradas por los británicos. Poco después fue aceptado en la prestigiosa escuela de interpretación Lee Strasberg Theatre & Film Institute y se mudó a Nueva York.

 

En Estados Unidos consigue papeles de reparto en el thriller Faster (2010), junto a Dwayne Johnson y Billy Bob Thorton; las comedias románticas Amor a distancia (2010), con Drew Barrymore, y la cinta de suspenso El enigma del cuervo (2012), en la que compartía reparto con John Cusack. Ese mismo año también consiguió un papel en Drácula, una adaptación libre del mito, protagonizado por Jonathan Rhys Meyers y en el que Oliver interpreta a un hombre, también enamorado de la mujer que el Conde cree una reencarnación de su esposa.

 

A principios de este año estrenó la película Cuando cae la nieve (2015) y, en septiembre estrenará la serie Emerald City (NBC/Universal), una versión libre de la novela El mago de Oz.