El 16 de octubre del 2012 se crea “Va por mi Cuenta” un movimiento social respaldado por Fundación Alsea el cual busca garantizar que los niños en pobreza alimentaria tengan acceso a una buena alimentación, mediante la construcción y operación de comedores infantiles.

 

Desde su inicio en el año 2012, el Movimiento Va por mi Cuenta ha logrado la construcción y operación de 7 comedores, a los que se les conoce bajo el nombre de “Nuestro Comedor” y que están ubicados en D.F. (1), Estado de México (4), Nuevo León (1), y ahora Saltillo (1). Logrando así un impacto positivo en la nutrición de la población infantil vulnerable.

 

Éstos comedores proveen de alimento nutritivo a más de 2,400 niños y niñas diariamente. A la fecha han brindado más un millón de comidas nutritivas, beneficiado indirectamente a más de 17,000 personas.

 

Todos los meses servimos más de 47,000 platos nutritivos los cuales favorecen la vida de cerca de 1,100 familias

 

Cada comedor cuenta con equipo de cocina profesional y estandarizado. Los horarios de servicio de 11:30 a.m. a 5:00 p.m. de lunes a viernes. Cada día se preparan tres menús de comidas diferentes: para bebés que comen papilla, para los que comen picadito y el menú de los niños más grandes. En todos los comedores, se atienden a mujeres embarazadas o lactando para cuidar la alimentación de los bebés desde la gestión y de sus primeros meses de vida, y a niños desde los cuatro meses a 16 años de edad.

 

La comida que reciben representa el 65% de la Ingesta Diaria Recomendada, por lo que con lo poco que los niños pueden complementarlo en su casa, pueden lograr hasta un 90% de la IDR, lo que permite un desarrollo óptimo del cerebro para que las capacidades intelectuales y físicas los hagan ser un miembro activo de la sociedad. Todas las preparaciones son realizadas bajo los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud.

 

Adicionalmente mediante el programa de Formación Humana que acompaña a la comida diaria, los niños aprenden sobre la dignidad del individuo, unión familiar, valores universales y manualidades. Además de que los padres de familia reciben pláticas sobre salud y convivencia, entre otros temas.

 

Con la finalidad de fomentar responsabilidad y compromiso tanto de padres como de los niños, los beneficiaros del comedor deben asistir todos los días del calendario escolar, atender a las pláticas de Formación Humana, pagar la cuota simbólica que va de 0 a 8 pesos por semana por integrante de familia y cumplir su rol de lavado de platos una vez al mes, de acuerdo con el calendario establecido.

 

De esta manera Fundación Alsea a través del Movimiento Va por mi Cuenta, promueve la participación de la sociedad civil, empresas, consumidores, colaboradores y organizaciones sociales para que en conjunto se logre un impacto positivo en la nutrición de los menores que viven en condiciones de pobreza alimentaria en las comunidades urbanas más vulnerables de nuestro país.